Esta web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar tu experiencia y recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra "Política de cookies".

Más Información Acepto

Rasgos de calidad de un libro divulgativo

Directorio de industrias y empresas

Síguenos en

Twitter
DIRECTORIO ARTÍCULOS
Buscar
Añadir Industria Enviar artículo

INICIO > Artículos y notas de prensa > Ocio y Viajes > Ocio y Diversión > Rasgos de calidad de un libro divulgativo

Noticias de actualidad

Artículos y notas de prensa relacionadas con Ocio y Diversión

13 ABR 2015

Rasgos de calidad de un libro divulgativo

Ocio y Viajes > Ocio y Diversión

El género de autoayuda, de recetas o vida saludable, los libros especializados en temáticas ya sea científicos, sociales, históricos o puramente de entretenimiento, todos ellos son libros divulgativos que pueden resultar de interés a la mayoría de lectores.

Sin embargo, la gran cantidad de libros enmarcados en este sector genera una duda difícil de resolver entre los potenciales compradores y es cómo identificar un libro divulgativo de calidad y diferenciado de otras obras que son de escasa utilidad práctica.

En primer lugar lo más importante de este tipo de obras, como también sucede en cualquier otro género literario, es el autor o autores (preferiblemente si son varios) que han formado parte de la obra. La presentación de un currículum así como una historia profesional de cada uno de ellos, puede dar una idea aproximada del conocimiento que pueden tener del tema, así como también (y esto es vital en muchas obras de este tipo) la personalidad que van a reflejar, en cuanto a decisiones de gran importancia sobre cuestiones surgidas a lo largo de la narración.

En una obra divulgativa se busca una información completa, no meras especulaciones ni teorías formuladas en inicio. Esto motiva que la obra sea lo más abultada posible, es siempre más atractivo un gran volumen de cientos de páginas que una obra de bolsillo en la que los conceptos podrían estar demasiado sintetizados.

Las obras de divulgación, en su mayoría, requieren de un apoyo gráfico de extraordinaria calidad. El grosor y el tacto de las hojas, así como las fotografías, ilustraciones e infografías presentadas deben transmitir un cuidado extremo en los responsables de su publicación, que construirá una sensación positiva hacia el potencial lector, pues comprenderá que tiene ante sí una obra que ha costado mucho esfuerzo y esmero de crear. Sentimiento que le permitirá valorar mejor lo que tiene entre las manos.

La maquetación es otro elemento indispensable en este tipo de publicaciones. La presentación continuada de párrafos sin apenas estilo no favorecerá una lectura sencilla, ya que este tipo de obras no debería obligar una continuidad de principio a fin. Es común comenzar a leer desde aquellos puntos que resultan de interés para el lector, sin que por ello suponga un problema el hecho de haber prescindido de algunas hojas anteriores.

 

La maquetación con páginas especiales, cuadros explicativos y resúmenes a modo de esquema, ayudan a que la lectura sea más fácil, comprensible y asequible al interés del lector, ya esté interesado por toda la obra al completo o sólo por algunos puntos interesantes que le han motivado a acercarse a ella. Lee más en Signo Editores.

Rasgos de calidad de un libro divulgativo